Creado por el Dr. Heriberto S. Hocsman Hocsman - Abogados
 

 

La Globalización del derecho:

Un fenómeno sistémico y cibernético

 

por Ernesto Grün

Derechos reservados – Junio del 2000

 

"la globalización demanda un nuevo paradigma de pensamiento, de acción, de afectividad y de espiritualidad"

Carlos Floria

“El arte de la vida consiste en adaptarse constantemente a lo que nos rodea”

Okara Kukuzo

 

Introducción

La "globalización" es un fenómeno sistémico, por cuanto implica un sistema o conjunto de sistemas altamente complejo y en continua y acelerada evolución que abarca muchísimos aspectos de nuestra realidad humana y aun más allá de ella a nuestra realidad ecológica; que hace al futuro de la sociedad humana pero también al futuro  del planeta.[1] Se producen numerosísimas interrelaciones y retroalimentaciones de manera que también tiene muchos aspectos cibernéticos. De allí que todo lo que se relacione con este a la vez antiquísimo y novísimo fenómeno [2] puede, y a nuestro juicio debe, estudiarse con las herramientas conceptuales, epistemológicas y metodológicas de la teoría general de los sistemas y la cibernética. También en el área  que abarca lo jurídico en sus diversas manifesta-ciones

Haremos, a continuación, para ubicar al lector, una muy breve síntesis de las principales nociones acerca de la teoría general de los sistemas y la cibernética, para luego entrar en los aspectos sustanciales de la globalización y, específicamente, de la globalización jurídica[3]

*El enfoque sistémico es una nueva "Weltanschauung" o visión del mundo que abarca un sistema de conceptos, un cuerpo teórico, una teoría de la praxis y metodologías de investigación, planifica-ción y diseño de sistemas.

*La Teoría General de los Sistemas, o su enfoque más amplio, la "filosofía de sistemas" es la reorienta-ción del pensamiento y la visión del mundo resul-tante de la introducción del sistema como nuevo paradigma científico.

*Los objetivos principales de una Teoría  General de los  Sistemas son: a) investigar las analogías, paralelismos, semejanzas, correlaciones e isomorfías de los conceptos, leyes y modelos de las diversas ciencias. A este respecto cabe precisar un concepto central como lo es el de "isomorfía" que se ha definido como la fórmula, pauta, estructura, proceso o interacción que demuestra ser la misma, aunque en términos generales, a través de numerosas disciplinas y escala de magnitudes de sistemas reales, pese a la diferencia obvia de las partes de los distintos sistemas; b) fomentar la transferencia de conocimientos entre las diversas ciencias; c) estimular el desarrollo y formulación de modelos teóricos en aquellos campos que carecen de ellos o en los cuales los mismos son muy rudimentarios e imperfectos; d) promover la unidad de las ciencias y trata de obtener la uniformidad del lenguaje científico.

*El sistema puede ser caracterizado como una entidad autónoma dotada de una cierta permanencia y constituida por elementos interrelacionados que forman subsistemas estructurales y funcionales, que se transforma dentro de ciertos límites de estabilidad, gracias a regulaciones internas que le permiten adaptarse a las variaciones de su entorno específico" (p. ej. un hombre, un aparato de aire acondicionado, un automóvil, una ameba, una empresa comercial o industrial). Un sistema es un todo que funciona y que no puede ser dividido en partes independientes.

* Existen leyes generales de sistemas aplicables a cualquier sistema de determinado tipo, sin importar las propiedades particulares del mismo ni de los elementos participantes

*La Teoría  General de los  Sistemas no estudia a los sistemas a partir de sus elementos básicos o últimos sino tratándolos a partir de su organización interna, sus interrelaciones recíprocas, sus niveles jerárquicos, su capacidad de variación y adaptación, su conservación de identidad, su autonomía, las relaciones entre sus elementos, sus reglas de organización y crecimiento, su desorganización y destrucción, etc. Una de sus virtudes esenciales  es la de tratar a los sistemas, sin prescindir de sus relaciones con su entorno  manteniendo además las conexiones internas y externas de sus elementos. Todo lo cual no puede ser separado sin destruir la esencia del sistema, es decir su unidad. Pues una de las ideas básicas  es que el todo es más (y es otra cosa) que la suma de sus partes porque las características constitutivas de ese todo no son explicables a partir de las características de las partes aisladas. Es otra cosa y es más porque la entidad de nivel superior tiene otras capacidades que las partes que lo componen

*La realidad se nos presenta bajo dos aspectos complementarios inseparables; 1) lo estructural-.estático y 2) lo funcional-dinámico. La estructura es el orden en que se hallan distribuidos los elementos del sistema. Cada elemento se halla situado en la estructura de acuerdo con la función que le compete. Estructura y función son dos enfoques complementarios de una misma realidad y ninguno describe acabadamente por sí solo el sistema. Sin estructura la función desaparecería. Un enfoque diacrónico del sistema pone de resalto la función, una enfoque sincrónico, la estructura. Los dos aspectos han de estar correctamente integrados; puede razonarse solamente en forma transitoria y con muchas precauciones teniendo en cuenta a uno solo de ellos.

*Todos los sistemas que implican o simulan vida o la mente son abiertos, pues se hallan, necesariamente, en comunicación con el entorno o con otros sistemas. En rigor puede decirse que, desde el punto de vista de la Teoría General de los Sistemas no existe ningún sistema totalmente cerrado.

* Por su parte la cibernética se ocupa del estudio del mando, del control y de las regulaciones de los sistemas constituye una parte inseparable de la Teoría  General de los  Sistemas y sus conceptos son extremadamente útiles para entender el funcionamiento de los sistemas complejos. No debe confundirse este concepto con el de la computación ,que solamente abarca aspectos parciales de un tema muchísimo mas amplio

 Al respecto dice Norbert Wiener, creador de esta disciplina, que es el propósito de la Cibernética el desarrollar un lenguaje y técnicas que nos permitirán atacar los problemas de control y comunicación en general.

Por su parte Rodriguez Delgado la define como la ciencia que estudia en detalle los mecanismos de control y autocontrol de los sistemas para conseguir objetivos prefijados, que suelen consistir en el mantenimiento del sistema.

* La clave para el entendimiento de los sistemas cibernéticos es tener muy presente que son siempre muy superiores a la simple suma de sus partes constitutivas. Solo son inteligibles en cuanto sistemas en funcionamiento

*Un concepto muy importante, casi diríamos fundamental, en cibernética es el de la retroalimentación que parte del principio de que todos los elementos de una totalidad sistémica deben comunicarse entre sí para poder desarrollar interrelaciones coherentes. Sin comunicación no hay orden y sin orden no hay totalidad, lo que rige tanto para los sistemas físicos como para los biológicos y los sociológicos

La retroalimentación es negativa cuando su función consiste en contener o regular el cambio=fuerza estabilizadora (ej termóstato). Es positiva si amplifica o multiplica el cambio en una dirección determinada =fuerza desestabilizadora  (ej. carrera armamentista). Por lo tanto la retroalimentación negativa disminuye y la positiva aumenta las desviaciones del sistema de lo que podría admitirse como su logro adaptativo o meta viable. También se habla de la retroalimentación compensada, que se produce cuando un regulador ejerce alternadamente retroalimentaciones positivas o negativas, según las necesidades del mantenimiento de la estabilidad dinámica del sistema o subsistema regulado.

Sin pretender con lo expuesto agotar las nociones básicas, creo que permitirá al menos al lector ubicarse más cómodamente en la temática a desarrollar.

Que es la globalización?

La globalización ha sido definida como el proceso de desnacionalización de los mercados, las leyes y la política en el sentido de interrelacionar pueblos e individuos por el bien común. Aunque puede ser discutible que ello lleve a este anhelado propósito   .[4] Es decir interrelaciona, interconecta diversos sistemas sociales de distinta envergadura 

La globalización se distingue de la internacionali-zación que es definida como el medio para posibili-tar a las naciones - estados de satisfacer sus intereses nacionales  en áreas en las cuales son incapaces de hacerlo por sí mismas. La internaciona-lización implica cooperación entre estados soberanos mientras que la globalización está minando o erosio-nando la soberanía de dichos estados[5]

Antes de entrar en el tema específico que tratare-mos, corresponde indicar que entendemos que se trata de un error cuando se habla de  la globalización como si fuese un fenómeno único.

Existen diversos fenómenos de globalización en distintas áreas: la económica, la cultural, la de las enfermedades, etc. Y ellos se encuentran interrelacionados e interactúan. Dice al  respecto el ex secretario de las Naciones Unidas  Butros Gali "No existe una sino muchas globalizaciones, por ejemplo la de la información, de las drogas, de las pestes, de la ecología y naturalmente ante todo la de las finanzas. Aparece también una gran complicación porque las globalizaciones avanzan con velocidades muy diferentes" Los fenómenos que se producen en el curso de las globalizaciones se retroalimentan, ora con retroalimentaciones negativas, pero las más de las veces con retroalimentaciones positivas,  las cuales ,por sus características resulta difícil ponerles freno.

Se produce lo que  Charles Francois ha llamado la emergencia por estructuración disipativa de mega-o meta-estructuras globales que van, parecería, en forma inevitable, a imponer un orden de nivel superior a la indispensable convivencia armónica del hombre con su planeta.

Dice al respecto de esto, Paul Stokes que el desarrollo y la expansión de redes mundiales puede marcar el principio de una transición paso a paso hacia un control supra - societal, con consecuencias enormemente potenciales para las sociedades basadas en el estado- nación.

También parece ser un error erigir a la  globaliza-ción económica y financiera como la  que engloba a las demás. Sin dejar de reconocer que es la más visible y la que mayor influencia tiene sobre las otras. En una visión sistémica del fenómeno no podemos decir que exista la primacía de un determinado sistema sobre los otros.

Jorge Castro comenta en un artículo publicado en La Nación [6]que la percepción generalizada de que los acontecimientos económicos y tecnológicos escaparon al control de los Estados tiene fundamento en la Realidad; que el Estado es una realidad territorial y la regla en el mundo de hoy es la desterritorialización de la riqueza, el poder y la información, porque la reproducción del capitalismo, como mecanismo de acumulación se globalizó y que por eso, la internacionalización productiva del capi-talismo que se despliega en las dos últimas décadas, no es sólo la aparición de una nueva era histórica de carácter global, sino también es una quiebra de los supuestos del conocimiento: una ruptura epistemológica. .... Cambió el contexto mundial, se modificó la forma de pensar. Lo que era válido hace veinte años no lo es ahora.

De allí que el pensamiento lineal, secuencial, cartesiano, que tradicionalmente se ha usado para enfocar los problemas científicos, políticos y jurídicos no sirve para describirlo, analizarlo  ni mucho menos para actuar sobre él

Globalización y derecho

Si, conforme la expresión  de Grotius: “Ubi societas ibi ius” ,(Donde hay sociedad, hay derecho)  estando la sociedad actual en proceso de encaminarse hacia una mundial, global, qué  apariencia tendrá su derecho?. Algunas aproximaciones pueden formularse, sin que ello pretenda más que bosquejar una respuesta a esta pregunta.

En el caso del derecho que siempre suele ir a la zaga de los fenómenos económicos y sociales puede decirse que recién nos encontramos en los prolegómenos de este proceso de globalización, producto de la transformación de la sociedad. Benjamin R.Barber,  incluso, sostiene que no hay tal globalización del derecho pero que, sin embargo hay poderosas fuerzas de globalización actuando en el mundo moderno y ellas están arrastrando consigo al derecho[7].

Y coherentemente con la cita de Floria, podemos decir que también en el ámbito de las ciencias jurídicas las modificaciones del contexto, del entorno de los fenómenos jurídicos, que son la economía, la política, entre otros sistemas, han de llevar, ineludiblemente a sustanciales modifica-ciones en el modo de pensar y crear el derecho.

Los ejemplos más visibles y resonantes del fenómeno

de la globalización jurídica, en los últimos tiempos, han sido el del juicio a Pinochet en España y su conexo trámite de extradición en Inglaterra y la creación del Tribunal Penal Internacional (al menos en los papeles) Porque es justamente en el campo de los derechos humanos donde comienza a notarse la aparición de mecanismos e instituciones jurídicas globales.[8][9] Pero también existen ejemplos de la tendencia globalizadora en áreas como la impositiva, la laboral, la sanitaria, entre otras.

El derecho globalizado desde un enfoque sistémico-cibernético

La aparición de un derecho globalizado implica, como los demás fenómenos  que produce la globalización,  un proceso sistémico y cibernético con muy diversas manifestaciones, que ha ido e irá evolucionando con las características del desarrollo que muestran los sistemas complejos en su faz lejos del equilibrio[10]

En efecto, para no citar sino algunos de los más notorios, actualmente se producen varios fenómenos en el ámbito del derecho, en forma simultánea: Por una parte el derecho internacional  se transforma rápidamente y  asume una función  creciente y dominante sobre los sistemas jurídicos nacionales. Los sistemas jurídicos de los diversos Estados se interrelacionan  cada vez más entre sí y con sistemas jurídicos internacionales de diversa envergadura, que se orientan rápidamente a constituir un sistema jurídico mundial. De la noción del derecho internacional como un "derecho primitivo", expresado a través de la "comitas gentium"(cortesía internacional) y el principio de "pacta sunt servanda", (los pactos deben ser cumplidos) en pocos decenios se ha pasado a organizaciones complejas y estructuradas como las Naciones Unidas, la Comunidad Europea, la Organización de los Estados Americanos, el Mercosur, etc. Estructuras jurídicas que poseen inclusive tribunales con "imperium" no solamente sobre los Estados Nacionales, con diversa intensidad,  sino aún sobre los sujetos de derecho (personas físicas y jurídicas) de esos Estados. Esto se ve claramente en Europa y en la reforma constitucional argentina, a través de diversas de sus normas [11]y  en jurisprudencia de nuestra Corte Suprema de Justicia[12].

Quizá debería empezar a hablarse, en algunas áreas al menos, de derecho trasnacional  y no de derecho internacional[13]

Es que nos encontramos en un nuevo momento: los sistemas jurídicos de la modernidad, de los Estados nacionales, están en crisis. La época posterior a la Segunda Guerra Mundial, estos últimos cincuenta años, ha traído  profundas transformaciones, en todas las áreas del conocimiento y  la tecnología, se han complejizado tanto las relaciones sociales, por el crecimiento absolutamente extraordinario de los medios de comunicación (el avión, el satélite, la televisión, el fax, el correo electrónico, Internet, etc.), la economía global y la explotación de los recursos naturales frente a la explosión de la población,[14]todo ello ha hecho surgir nuevas funciones que el derecho tiene que asumir no solamente a nivel del sistema social, sino también del ecológico[15] por lo que están dadas las condiciones para que, sometido a todas estas influencias del entorno social y natural, se transforme, su estructura devenga sustancialmente  diferente, sus funciones  se amplíen y modifiquen en una forma casi inimaginable solo algunos decenios atrás.

Por ello, el sistema jurídico mundial, y sus  subsistemas jurídicos nacionales están otra vez lejos del equilibrio[16], como ha sucedido reiteradamente en el curso de su evolución por imperio de las grandes transformaciones históricas de la humanidad, desde el primitivo derecho consuetudinario, pasando por el jurisprudencial y llegando al del imperio de la ley escrita y la influencia de la doctrina de los juristas.

En este momento histórico se está produciendo por ello un proceso que puede quizá calificarse de caótico en el ámbito jurídico del cual es de esperar, conforme la mecánica de estos fenómenos que  se reorganice en un nivel superior y de mayor complejidad

 Como nos enseña Alvin Toffler: que la democracia en sí, ha alcanzado  ese momento en que un sistema  salta  a  un  nivel superior de organización o se desintegra por completo(Es decir estamos en presen-cia de una estructura disipativa en el sentido dado a la expresión por Ilya Prigogine). Y dice que para captar tanto las oportunidades como  las  nuevas  y extrañas amenazas   a las   que  la  democracia  se  enfrenta, necesitamos considerar la política y  el gobierno de  una forma nueva.

Consecuentemente necesitamos también considerar el derecho de una forma nueva[17] y a ello apunta la visión sistémica y cibernética de los fenómenos jurídicos.

Debemos recordar que el Estado moderno se fue formando a través de la eliminación y la absorción de los ordenamientos jurídicos superiores e inferiores existentes en la alta Edad Media, por la sociedad nacional, por medio de un proceso que  podríamos denominar  de monopolización de la producción jurídica. La tendencia a identificar el Derecho con el derecho estatal, que todavía hoy existe, es la consecuencia  histórica del proceso de concentración del poder normativo y coactivo que caracterizó el surgimiento del Estado Nacional moderno. Pero debe ello complementarse con una visión del papel  del Estado a partir de la finalización de la Segunda Guerra Mundial, hasta la actualidad, donde se observa una desjerarquización del concepto de Estado Nacional como consecuencia, por un lado, de la aparición de entidades supra nacionales gubernamentales y no gubernamentales...  y por el otro, de fortalecimiento de centros de poder infra-nacionales[18].

La crisis de la noción de "Estado nacional" denunciada por la posmodernidad tiene su correlato en el mundo jurídico en el debilitamiento de la identificación entre Derecho y norma jurídica como producto de la facultad monopólica de ese mismo Estado[19]. Como apunta Beck [20] se destruye una premisa central de la primera época moderna (así la distingue el autor de la posmodernidad), esto es la idea de vivir y actuar  en espacios cerrados y  delimitables entre sí de estados nacionales y sus respectivas sociedades nacionales. La idea de que  un sistema jurídico nacional es un sistema cerrado de normas ya resulta totalmente inadecuada  para describirlo y modelizarlo.

Dice Walter Goodbar [21]que "una de sus consecuencias imprevistas (de la globalización) es la destrucción del Estado-Nación.  ... los estados-naciones continuarán declinando como unidades efectivas de poder: son demasiado pequeños para resolver los grandes problemas, y demasiado grandes para resolver los problemas pequeños. Los observadores de las relaciones internacionales notan frecuentemente que los gobiernos ya no tienen control sobre las fuerza económicas que actúan dentro de sus países.

Por su parte, en “Una vida para la paz” de Robert Litell, Shimon Peres reflexiona que  el concepto de soberanía, que fue introducido en el siglo XVI, ha perdido mucho de su significado porque estamos en vías de pasar de estados a comunidades económicas.

Es que se está produciendo el fenómeno del desarrollo de compañías globales –empresas que ya no pueden ser consideradas nacionales por el alcance global de sus operaciones, sus opciones financieras, sus mercados y sus estrategias. La globalización de las finanzas y los negocios tiene ramificaciones en la política y los sistemas legales se adaptan a la era global.

El Profesor Günther Teubner, de la prestigiosa London School of Economics and Political Science ha efectuado interesantes consideraciones en un artículo publicado en Internet[22] señalando que la globalización provoca, masivamente,  fenómenos  jurídicos que ocupan forzosamente a la práctica jurídica  que no puede encasillarlos en la jerarquía normativa. Remarca que la que llama la “lex mercatoria”, esto es el ordenamiento jurídico trasnacional de los mercados mundiales, se ha mostrado como el caso más exitoso de un “derecho mundial” independiente, más allá del ordenamiento politíco internacional. Los emprendimientos multinacionales celebran contratos que  ya no someten a ninguna jurisdicción nacional ni a ningún derecho material nacional y convienen someter sus contratos a un arbitraje independiente de los derechos nacionales y que, a su vez, debe aplicar las normas de un “derecho comercial trasnacional” cuya legalidad y aplicabilidad ha sido duramente  cuestionada  y criticada por muchos juristas provocando numerosos interrogantes desde la práctica y la teoría jurídicas. Es que se construye la ficción de que las expectativas contractuales de los contratos son legalmente obligatorias pero no sobre la base de la voluntad del legislador nacional sino de costumbres  comerciales internacionales, usos y prácticas comerciales, generadas en las condiciones caóticas del mercado internacional o, más bien en las prácticas impuestas por los intereses económicos dominantes. También se basan en antiguos fallos arbitrales en los que se ha decidido según equidad (ex aequo et bono), esto es no según derecho, pero que de esta manera convierten en precedentes de una práctica comercial inmemorial.

 También señala Teubner que  hay otros candidatos para este nuevo “derecho sin Estado”, como por ejemplo las regulaciones internas de las corporaciones multinacionales y en el derecho del trabajo. Además el tema de los derechos humanos requiere una regulación que va más allá de los estados nacionales y en el derecho ambiental se observan tendencias similares. E inclusive en el mundo del deporte surge la idea de una “lex sportiva internationalis”

 El flujo de materia, energía e información que circula por los sistemas jurídicos actualmente es muy superior y de características totalmente diferentes de lo que sucedía antes de la finalización de la segunda guerra mundial. 

Existe una evidente  transformación del concepto del Estado. Por su propia naturaleza, la globalización del derecho implica un reto para los límites convencionalmente admitidos entre los regímenes regulatorios de los estados soberanos.  En la presente época el derecho todavía es formulado en términos de entidades  puramente nacionales o estatales, sin tomar en consideración el significativo papel que juegan las corporaciones multinacionales, los mercados globales de capitales las tecnologías en su rápido avance y los  nuevos descubrimientos científicos y esto puede ser  no solamente ineficaz sino contraproducente.  En este sentido también se ha señalado el importante papel  que están cumpliendo las organizaciones no gubernamentales (ONG)[23]

Es útil conectar esto con lo que dice Alberto R. Dalla Vía, en un trabajo significativamente titulado "¿Hacia la Constitución supraconstitucional?": que la transformación desde el Estado-Nación hacia una versión ampliada de la Comunidad o la Región, como sujeto político, nos obliga también a repensar el concepto clásico de la Constitución y algunos de sus conceptos claves, que tal vez deban comenzar a pensarse fuera de la idea del Estado-Nación. O como señala Spota[24]: La característica típica del constitucionalismo de la segunda mitad de este siglo XX, radica en que ha tenido que abrir sus puertas al derecho comunitario dando prelación a ese derecho comunitario sobre la normativa nacional. La globalización trae modificaciones sustanciales al derecho constitucional. Es muy difícil pronosticar como será el derecho constitucional frente al poder globalizado. E inclusive si existirá un derecho constitucional de la globalización. El derecho constitucional de la globalización tiene final abierto. La formulación de la mayoría de las Constituciones en tiempos recientes nos muestra este proceso de cambio de la idea de una Constitución como Norma Fundamental del orden jurídico nacional.

 Por otra parte, como remarca  Erwin Laszlo no importa cuan natural pueda parecer esa inquebrantable adhesión a la soberanía nacional, ella no está inscrita ni en las leyes de la sociedad ni en las de la naturaleza. Es un producto histórico, y debe pasar a la historia, cuando la era que la ha producido haya pasado

Que debe hacerse frente a este fenómeno

Para poder avizorar lo que pueda llegar a ser el derecho del futuro, en una sociedad mundial, globalizada, y para poder contribuir a su construcción, es necesario que lo repensemos a la luz de las nociones sistémicas y especialmente de los aportes de las nuevas disciplinas relacionadas con la complejidad y que reflexionemos sobre la ciencia que lo estudia, y enfoquemos la práctica que lo efectiviza, no en función de que se trata de un fenómeno inmutable a través de los siglos(la idea de que el derecho civil actual es, intrínsecamente semejante a, por ejemplo, el derecho romano), sino como algo, que se ha ido transformando bajo el embate de sucesivas crisis y que, al menos en nuestra época se configura como un sistema de elementos complejos, en interacción  dinámica, metaestable y aun inestable, que debe ser modelizado tomando en cuenta estas características para poder entenderlo y (si ello es posible)manejarlo racionalmente.

Al respecto dice Resnik que cada forma o sistema de gobierno o Estado debe entenderse a la luz de la teoría sistémica, como métodos diferentes  que adopta cada estado para mantener o encontrar, en caso de crisis, su equilibrio inestable [25]

En esta línea, a nuestro juicio, debe encararse la visualización de la globalización jurídica en su proceso de desarrollo y consolidación

Carlos Floria ha señalado [26]   que hay buenas razones para que espacios e  instituciones jurídicas trasnacionales no sean ya un lujo sino desde hace tiempo, una necesidad para todos los estados en la era global, y ello porque  los estados nacionales en el proceso de la globalización   pierden quizá en cada vez más campos no la capacidad de decisión pero sí el control sobre el cumplimiento de las regulaciones jurídicas. Dado que las estrategias de actuación de los estados individuales actúan en el vacío por ejemplo en Internet,[27] en la percepción de impuestos o en la lucha contra la desocupación y la criminalidad económica, los estados individualmente se ven obligados a la cooperación trasnacional con el fin de hacer cumplir el derecho nacional.[28] Al respecto es interesante lo considerado en el VII Congreso Tributario del Consejo Profesional de Ciencias Económicas, que tuvo lugar en San Martin  de los Andes del 4 al 8 de setiembre de 1999 en el que se dijo que “con la globalización económica y la progresiva integración regional surgen nuevas interdependencias, la de los sistemas tributarios de los países miembros de la unión económica y la de ésta con los Estados” y que “la existencia de uniones económicas con gran influencia y acelerado crecimiento ha impulsado la creación de otras uniones regionales. Ello impone una nueva visión del Estado, el estado trasnacional, que supera todos los modelos conocidos de  cooperación. Esos nuevos Estados trasnacionales se unen como respuesta a la globalización con el fin de preservar así su soberanía e identidad más allá del ámbito nacional

La noción clásica de que el Estado Nacional tiene el monopolio de la fuerza ya está dejando de tener validez, por lo que venimos diciendo, y ello explica, quizá, muchos de los fenómenos que se registran en  diversas partes del mundo: el aumento de la violencia, de la delincuencia de alcances trasnacionales, del terrorismo de escala mundial, la desjerarquización de la Justicia, la imposibilidad de control eficiente de las migraciones, la aparición de métodos alternativos de resolución de conflictos, muchos de ellos de instancia privada,[29]  etc.

La comprensión  del proceso complejo que implica la creciente globalización del derecho dentro del contexto de una sociedad y  economía mundiales y  la posibilidad de intervenir en su estructuración coherente y consciente es una tarea necesaria y urgente, aunque difícil[30] [31].

Lamentablemente  cuando uno busca bibliografía y antecedentes sobre el tema se encuentra (por lo menos es lo que me ha sucedido), escaso material valioso. Los juristas no parecen haberle dedicado aún la atención que se merece a este nuevo derecho que aceleradamente está apareciendo.

Ello implica una llamada de atención tanto para los teóricos cuanto para los prácticos del derecho para encarar con seriedad y eficiencia  y en lo posible sobre la base de las herramientas conceptuales, metodológicas y epistemológicas que provee la teoría general de los sistemas, la cibernética y otras hoy agrupadas bajo la denominación de las ciencias de la complejidad, estas tareas, de suma importancia para construir el futuro de una sociedad mundial pacífica, eficiente y con perfiles humanos...

 

Nota: El presente trabajo será publicado próximamente en la Revista “Desarrollo & Gestión” de la Editorial Errepar.

Dr.Ernesto Grün

ABOGADO

Lavalle 1447 5 K,(1048) 4-371-1567 4-372-8354

Buenos Aires grun@elsitio.net  



[1] Véase de Nicanor Saleño "Globalización, Civilización mundial y culturas nacionales" CFSNT  S.A. Grupo Editor Multimedia, 1999

[2] Un interesante panorama de la evolución histórica de la globalización desde los tiempos más remotos hasta hoy día puede consultarse en Internet:  “EL CAMINO DE LA GLOBALIZACION:UNA VISION SISTEMICA “por Charles Francois  http://www.concytec.gob.pe/ias/globaliz.htm

 

2 Para un más amplio desarrollo de las nociones de sistémica y cibernética  y de su aplicación en el ámbito de lo jurídico véase Grun Ernesto: "Una Visión Sistémica y Cibernética del Derecho"  Buenos Aires Abeledo  Perrot ,1995 o en  versión actualizada por Internet en: http://pagina.de/filosofiadelderecho

 

[4] Véase  de Martin H.P y Schumann H."Die Globalisierunsfalle" Rohwolt,1996

[5] Véase Spota  Antonio A "Globalización, integración y derecho constitucional. "La Ley 26/2/99 p 1

 

[6] (27/7/97 p5)

[7] Barber Benjamin R “Global Democracy or Global Law:  Which Comes First?”

 

[8] Véase Andrich Marta “Derechos humanos y globalización ” La Ley Actualidad 18-2-99 p2 y Bariffi Francisco José “La Justicia Global” Revista Universitaria La Ley Nro 4 pag 1

[9] En su fallo in re Reino de España vs Pinochet Ugarte, Augusto ,publicado en Suplemento de Derecho Constitucional de “La Ley” del 29/11/99 el Juez Bartle (Tribunal de Bow Street, Londres) ha hablado que “una creciente tendencia de la comunidad internacional para declarar fuera de la ley delitos que son horrendos para una sociedad civilizada trátese de delitos. de crueldad y violencia que pueden ser cometidos por individuos, por grupos de terroristas que buscan influir o derrocar gobiernos democráticos o por parte de gobiernos no democráticos en perjuicio de sus propios ciudadanos. Se puede decir que esta evolución presagia el día en que,a los fines de la extradición rija una misma ley en todo  el mundo” (el subrayado es mío)

[10] Véase más extensamente sobre los “sistemas lejos del equilibrio” mi trabajo "El derecho posmoderno: un sistema lejos del equilibrio" en Internet http://pagina.de/filosofiadelderecho

 

[11]P.ej. Art.75 incs 22 y 24

[12]Véanse por ejemplo los fallos  "Giroldi"," Cafés La Virginia" y jurisprudencia citada en los mismos.

[13] Véase  Bariffi  op. y loc. cit.

[14]   Dice Charles Francois en "El  cerebro Planetario"(Cuadernos Gesi-AATGSC No. 12 (II) que se está produciendo el nacimiento de comunidades políticas transnacionales, la aparición de una red financiera mundial; la multiplicación y la desnacionalización progresiva de grandes empresas mundiales; el nacimiento de una conciencia ecológica que trasciende las fronteras y las disciplinas especializadas, el   establecimiento  de redes transcontinentales de información científica y  técnica.."(p.111)             

[15]Véase al respecto en Grün E, "Una visión sistémica y cibernética del derecho" Ed Abeledo Perrot  1995 Apéndice "Sistema jurídico y sistema ecológico. Un enfoque sistémico". O en La Ley (Suplemento Actualidad 19/8/1993)

[16]Como señala Rodriguez Delgado: un observador, aplicando escalas temporales variables, puede ver el mismo sistema como permanente, homeostático o transformado en otros sistemas cualitativamente diferentes.(Rodriguez Delgado Rafael  "Systems Dialectics for integrated Development"en 'International Systems Science Handbook' Ed. Rafael R Delgado y Bela H Banaty,1993 p.350

[17] Dice el Dr Pedro J Frías,  académico y constitucionalista de nota, ex Juez de la Corte Suprema de Justicia, en una reciente entrevista publicada en LaNación ( 7/2/200 pag 7) que a su entender ,el arbitraje de la política exterior, de la macroeconomía,la Justicia. la seguridad y los grandes equilibrios entre el capital y el trabajo, y la producción y el consumo,  no pueden escapar al Estado, pero con otro modo de gestión,  abierto a la sociedad, comunicado y descentralizado.

[18]Esto resulta muy visible actualmente en Europa por la federalización de estados unitarios en curso o en potencia (Alemania, España, Bélgica),por las complejas situaciones producto de la desintegración de la Unión Soviética, etc

[19]Bobbio Norberto" Teoría General del Derecho, Temis  Bogota, 1992)cit por Russo Eduardo Angel "Teoría General del Derecho en la modernidad y la posmodernidad "Abeledo Perrot 1995 p 254 y sigts,

[20] Beck Was ist Globalisierung . Sduhrkamp. 1998 p44

[21] "Los enigmas del porvenir (La Nacion 5/10/97)

[22]Des Königs viele Leiber.Die Selbstdekonstruktion der Hierarchie des Rechts” en http///webs/sozsys/deutsch/editor.htm - oben

[23] Stephan Hobe  en "Global Challenges to Statehood: The Increasingly Important Role of Nongovernmental Organizations." dice que las organizaciones no gubernamentales internacionales se han establecido como importantes actores en las relaciones internacionales. Este desarrollo, que ha sido descrito como la emergencia de una sociedad civil internacional puede afectar también a los estados desde una perspectiva legal. (1)

 

[24] ver op cit en nota 3

[25]  Resnik  Mario " Estado y política". Una aproximación sistémica " La Ley 1997 p 86

[26] Carlos Floria " Pasiones nacionalistas". Fondo de Cultura Económica , 1998,

 

[27] véase respecto de la influencia de Internet sobre el derecho y la política internacional el interesante trabajo de Henry H. Perritt,  “The Internet as a Threat to Sovereignty?Thoughts on the Internet's Role in                      Strengthening national and Global Governance “  en  Indiana Journal of Global Legal Studies http://www.law.indiana.edu/glsj/vol5/no2/4perrit.htm. En un reciente trabajo publicado en La Ley “Contrato en Internet (7/2/2000)el Dr Fernando Gago señala que es necesario crear un ámbito internacional tendiente a homogeneizar o crear un sistema legal de regulación común  y un marco de autorregulación lo que permitiría dar seguridad legal a los consumidores/.

 

[28]Al  respecto dice Jim Hoghland en un artículo publicado en “La Nación” (Un Mundo Sin Fronteras En El Siglo XXI 13/1/2000) que la Organización para el desarrollo y la Cooperación Económica ya se halla en plena tarea para desarrollar principios globales y normas para convenios tributarios. Existe un incipiente movimiento hacia la regulación internacional de los refugios impositivos y los flujos de capital. Y que esto será pronto acompañado por redes internacionales de seguridad para suministrar cobertura social y seguro de desempleo a los trabajadores que no solo cambien de trabajo sino de país de residencia durante su carrera.

 

[29] Véase mi trabajo "Mediación :un enfoque sistémico y cibernético" en  http://www.inter-mediacion.com/papers/mediaci2.htm  El Dr Frías en la entrevista citada en nota 17,también ha hecho referemcia la importancia que asume actualmente  una justicia de instancia privadas.

[30] Ello así  puesto que los sistemas complejos se caracterizan por autoorganizarse y ,como dice Norbert Bolz debemos tener en claro que cuanto mas complejo es un sistema, tanto más resulta imposible su conducción consciente. O como también advierte:  “Legisladores y funcionarios se encuentran ..pues frente a la posibilidad que sus decisiones, cuya intención fue establecer un mejor equilibrio, de hecho conduzcan a salvajes e imprevisibles fluctuaciones   posiblemente con consecuencias bastante nefastas"  David Ruelle cit en Bolz Norbert "Das kontrollierte chaos" Econ, 1994 p 54.

 

[31] Puede verse un interesante aunque en ciertos aspectos discutible trabajo "  Efecto de la globalización del 

del Derecho en los "ácidos grasos trans" por Bernabé Rico Herrera  en la Revista Telemática de Filosofía del derecho http://pagina.de/filosofiadelderecho